La triste realidad sobre el Machismo

Back to Article
Back to Article

La triste realidad sobre el Machismo

Maya Avelar

Maya Avelar

Maya Avelar

Jimena Perez, Writer

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






Machismo, la idea de que un hombre es naturalmente superior a una mujer, y consecuentemente debería actuar de tal forma. Es algo que ha estado presente en México y en muchos otros países Latinoamericanos desde hace siglos, y que lamentablemente sigue siendo un problema monumental.

Alrededor de 23.800 mujeres han sido asesinadas en la última década en México, y tan “sólo el 10% de los casos ha[n] recibido una sentencia condenatoria.” En un país donde la violencia predomina y forma parte de la cultura y parte de la sociedad, las mujeres han sido vistas como la víctima más fácil. Hay múltiples razones por lo cual este nivel de violencia suele pasar desapercibido, pero una gran parte de ello comienza con el machismo.

En general, las expectativas para una mujer en México son casarse a cierta edad y tener hijos. Si esto no sucede, quiere decir que hay algo mal con la mujer, alguna razón por la cual un hombre no la aceptaría. Si por alguna razón u otra un matrimonio no prospera, es asumido que fue por que la mujer falló, y no pudo hacer que su esposo fuera feliz.

Estos roles de género son impuestos desde joven. Los niños aprenden a ser “el hombre de la casa.” Fuerte y valiente. Para sentirse orgullosos y seguros de su masculinidad aprenden a no expresar sus sentimientos. El miedo de que sus sentimientos puedan ser malinterpretados como algo femenino es suficiente para que sigan las normas ya establecidas. Porque la feminidad es vista como una debilidad.

En orden de sentirse valorados, los hombres creen que deben establecer su superioridad. Terminan maltratando a las mujeres fisicamente o psicologicamente, y esto últimamente es una forma de violencia y abuso contra el género femenino. Tan solo en México, “el 66.1 por ciento de las mujeres mayores de 15 años ha sufrido algún tipo de agresión” y de ese porcentaje el 43.9 por ciento de las agresiones han sido causadas por “sus esposos o pareja.” Antes de ser adultas las mujeres ya están acostumbradas, si no por lo mínimo familiarizadas con este tipo de maltrato.

No en todas las ocasiones es el machismo así de evidente. A veces pueden ser formas de micromachismo las que son usadas para reprimir a las mujeres. Estas son formas mucho más sutiles que usualmente son aceptadas sin un segundo pensamiento. Frases o dichos que son mencionados con la intención de disminuir la importancia de la mujer.

El machismo no solo viene de parte de los hombres, hay veces que las mujeres, al justificar el machismo, también participan en este tipo de visión degradante hacia el género femenino. La frase “que macho” es más que común y aceptada. Llega el punto donde muchas mujeres buscan el estereotípico “hombre macho,” que las cuide y proteja, porque es lo que han aprendido desde niñez. No se dan cuenta de la severidad de darle a una sola persona tanta autoridad. Esa autoridad puede convertirse fácilmente en prepotencia, y ultimadamente violencia.

La solución del machismo y los efectos que causa es la educación de ambos hombres y mujeres. Es que padres y madres críen a sus hijos e hijas de la misma manera. Enseñándoles a ambos niños y niñas que ser fuerte y valiente es algo grandioso, con tal de que esa fuerza y valentía sea usada de una forma adecuada, donde cada persona tiene las mismas oportunidades para bienestar.

Cada niño debe crecer sabiendo que sin importar el género, cada persona merece el mismo respeto. Porque el machismo no es algo que “corre por las venas,” de los hombres, y no es algo por lo cual deberían estar orgulloso. El machismo es un tipo de abuso que ha sido normalizado a costa del gran sufrimiento de muchas mujeres. Al poner restricciones en lo que un hombre debería ser, y como una mujer debería actuar a reducido el paso en el que la nación crece.

What do you think?